Ahorro de energía

Desde 2012 se celebra el día 21 de octubre el Día Internacional del Ahorro de Energía con la intención de sensibilizar y concienciar a la población.

Parece que poco a poco se nos está encendiendo la bombilla sobre la importancia de cuidar nuestro planeta. Aunque aun no hemos ni empezado con la tarea. Esperemos que esta jornada sirva para reflexionar sobre el elevado consumo que se hace de la energía y la necesidad de reducirlo con hábitos de ahorro.

Todo es empezar

Estos hábitos deben inculcarse en la sociedad desde la educación básica de los más jóvenes hasta la formación eco-financiera en los mercados profesionales.

Como distribuidores de Iberdrola en la zona noroeste de la península estamos concienciados con proporcionar un consumo responsable de energía que respete al medio ambiente.

Un problema de todos

El planeta Tierra nos nutre de las principales fuentes de energía para cubrir nuestras necesidades. Pero al ser humano se le da la mano y coge el brazo, por eso la intensa explotación de dichos recursos está provocando un agotamiento acelerado de la riqueza natural del mundo.

Por ello, es cada vez más acuciante la necesidad de hacer un uso racional de los recursos y con un correspondiente reparto teniendo en cuenta las limitaciones ambientales. Ya no solo desde el objetivo del ahorro energético sino también de un uso más eficiente de la misma.

No hay un plan B

Hemos llegado a un punto de no retorno, hay que ponerse sí o sí serios con el tema. Para ello te damos una serie de recomendaciones que puedes seguir fácilmente para contribuir.

  • Utilizar, en la medida de lo posible, utilizar el transporte público o ir a pie.
  • Usa bombillas de bajo consumo, duran mucho más y consumen menos.
  • Apaga las luces de las habitaciones en las que no estés y sácale todo el partido que puedas a la luz natural.
  • Encender los aparatos electrónicos solo cuando los vayas a necesitar.
  • También puedes tener electrodomésticos de bajo consumo.
  • Con una regleta con interruptor puedes apagar varios dispositivos a la vez cuando no los estés usando para evitar los «consumos fantasma».
  • Cerrar la llave del gas cuando te vayas de vacaciones y también por la noche.
  • Cuando vuelvas a poner el aire acondicionado acuérdate de no abrir las ventanas para mantener el clima generado.

Un beneficio para ti y para el planeta

Llevar a cabo estos pasos suponen una mejora sustancial para la situación de la Tierra como de cada una de las personas que las ponen en práctica.

  • Reducción de gastos económicos en energía para los hogares y empresas.
  • A menos contaminación mejora la salud de todos.
  • Aumenta la seguridad del abastecimiento de energía.
  • Al no malgastar los recursos naturales se consigue un estado de sostenibilidad.
  • Disminuye la dependencia energética del exterior.
  • Reduce el deterioro al medio ambiente asociado a la explotación de recursos.
  • Incluidos la disminución del impacto de los gases de efecto invernadero.

Desde Ocho Caños te animamos a hacer este día extensible al resto del año para cuidar de la que nos lo ha dado todo. Se lo debemos.

error: Contenido protegido